¿Servidores en la nube o en la empresa? ¿Qué es más caro?

¿Servidores en la nube o en la empresa? ¿Qué es más caro?

 

Miles de empresas se hacen esta pregunta: ¿qué es mejor? ¿Renovar los servidores físicos de mi empresa o contratar servidores en la nube?

Si bien ambas opciones ofrecen ventajas y desventajas, últimamente el mercado no hace más que hablar sobre los inestimables beneficios de la tecnología Cloud. Pero… ¿realmente valen la pena estas ventajas? ¿cuál es el coste de su adquisición?

TIPOS DE GASTO

En primer lugar deberemos conocer la diferencia entre las llamadas inversiones CAPEX y los gastos OPEX en las cuales se pueden clasificar respectivamente ambos tipos de infraestructuras TI.

CAPEX o Inversiones en bienes de capital:
Se refiere a la inversión para la compra de un activo que otorgará beneficios a lo largo de su vida útil, que la empresa poseerá y cuyo pago no es recurrente e indefinido.

En esta categoría entraría la compra de nuevos servidores para la empresa: estos servidores constituyen un bien capital que la empresa posee, que debe amortizar y que, frecuentemente requieren una elevada inversión por adelantado o la solicitud de un crédito.

OPEX o Coste de funcionamiento:
Hace referencia a un gasto recurrente o continuo. Generalmente es asociado a costes de mantenimiento, bienes consumibles o cierto tipo de servicios. En esencia, los gastos contínuos que la empresa debe afrontar para su funcionamiento.

En esta categoría se encuentra generalmente el Cloud Computing que es ofrecido en modalidad “pago por uso” y cuyo coste debe abonarse de forma recurrente. Sin embargo, también es la categoría de costes como la electricidad, la refrigeración, el mantenimiento técnico, la conexión a Internet, etc. que deberán abonarse si la empresa decide alojar sus propios servidores físicos en sus oficinas.

Haciendo referencia a estos dos conceptos podemos clasificar, groso modo, los distintos gastos a los que una empresa se enfrenta a la hora de optar por una u otra opción.

Cloud Computing
Servidores On-Premise

CAPEX

N/A

  • Servidores físicos.
  • Router, switches, cables, etc.
  • Espacio físico ocupado.
  • Sistema de seguridad.
  • Sistema de extinción.
  • SAIS y generadores.
  • Sistema de refrigeración.
  • Obras y puesta en marcha.

OPEX

  • Recursos consumidos
  • Servicios opcionales
  • Electricidad
  • Conectividad (Internet)
  • Mantenimiento Hardware
  • Personal para monitorización 24/7
  • Licencias y Software de redes

¿Y si nos equivocamos?

Es muy difícil que una empresa pueda conocer todas sus necesidades TI de los próximos cinco años con antelación. Incluso podríamos decir que resulta imposible predecir el rumbo que tomará la tecnología o cuáles serán las futuras exigencias del mercado. Esta rápida evolución de las necesidades tecnológicas también aumenta el riesgo de tomar una decisión equivocada a la hora de decidir qué tipo de infraestructura (Cloud o On-Premise) debemos adquirir.

La magnitud y el impacto que tendrá un error de predicción varia drásticamente según el camino por el que nos hayamos decidido.

Intraestructura Cloud

Si hablamos de servidores Cloud, es de sobras conocida su habilidad por escalar. Es decir, aumentar o disminuir en recursos según la necesidad del momento. En caso de equivocación bastaría con aumentar o disminuir los recursos contratados sin que sea necesaria ninguna compra de material adicional o migración.

Infraestructura On-Premise

La infraestructura on-premise, sin embargo, está limitada a los recursos físicos que compramos en el momento de su adquisición. Para escalar necesitaremos realizar una inversión adicional: adquirir nuevos y costosos servidores que pueden suponer un gasto imprevisto.

Una manera de evitar los imprevistos es sobredimensionar nuestra infraestructura on-premise. Es decir, comprar con anticipación servidores mucho más potentes de los que esperamos necesitar. Si bien este sobredimensionamiento evitará imprevistos, también resultará mucho más costoso. Por norma general, debemos considerar que cualquier recurso infrautilizado corresponde a dinero que se ha gastado de forma ineficiente.

El coste de oportunidad

Finalmente, a la hora de tomar una decisión, deberemos tener en cuenta otro coste oculto y que muchas veces es obviado por una gran cantidad de organizaciones: el coste de oportunidad.

Tomemos por ejemplo el espacio físico que una infraestructura on-premise ocupará: “¿para qué otro propósito podría haberse destinado ese espacio?” O, consideremos el tiempo dedicado por nuestro equipo a la monitorización y el mantenimiento de la infraestructura: “¿en qué otras tareas podría haberse invertido?”.

Incluso si disponemos de material ya amortizado como puede ser el caso de racks, routers, servidores, SAIS, etc: “¿qué beneficio podríamos obtener si vendiéramos ese equipo?”.

El coste de oportunidad mide aquello que podría haber sido; aquello a lo que hemos renunciado. En este sentido es importante que anotemos también los beneficios en tiempo, dinero, productividad, etc. que podríamos obtener al optar por infraestructura Cloud.

¿Cuándo es rentable la infraestructura TI On-Premise?

Existen razones de especial consideración por las que muchas empresas aún alojen muchos de sus equipos en sus propias instalaciones: conectividad de las oficinas, compatibilidad de las aplicaciones, etc. Sin embargo, estas razones pierden cada vez más peso a medida que las soluciones Cloud se vuelven más económicas, más competitivas y aumenta su valor añadido.

Hoy en día observamos cómo la rentabilidad de un data center propio se ve condicionada por su escala: cuánto más grande, más factible resulta el modelo on-premise. Pero incluso este razonamiento se está tambaleando al haber empezado un elevado número de grandes empresas la migración al Cloud híbrido o directamente al Cloud público.

En conclusión: el elevado número de costes a considerar y la incertidumbre provocada por una constante evolución tecnológica ocasionan que la adquisición y el mantenimiento de infraestructura on-premise sea una opción más costosa y difícil de justificar salvo en situaciones excepcionales.

No Comments

Post A Comment

× Contáctanos